Cacería de bots en Twitter

La parte más difícil de crear un bot de Twitter para los desarrolladores es obtener acceso a la API. Mientras tanto, otros bots se volvieron inútiles tras las nuevas políticas de la empresa.
{{open post}}

Los bots ya no son bienvenidos en Twitter. La compañía ha eliminado masivamente muchas cuentas de bots, mientras restringe el uso de sus APIs dejando a otros bots como inservibles.

Entre las redes sociales, Twitter ha tenido una existencia complicada. A la red social del pajarito azul le tomó varios años alcanzar la monetización de su plataforma. La compañía perdió dinero durante años, hasta que en 2019 reportó cinco cuatrimestres con ganancias

Sin embargo, mientras Twitter gana más dinero, también pierde más usuarios. De 2018 a 2019, Twitter informó en tres cuatrimestres seguidos que su base de usuarios mensuales activos se había reducido, por lo que decidió enfocarse en otras métricas: usuarios diarios monetizables. 

La métrica causó algunas mofas por parte de la comunidad de emprendedores, quienes consideraron que la decisión era solo una manera de maquillar la verdad: Twitter tiene dificultades de mantener a sus usuarios en la plataforma.

A pesar de lo ridículo que puede sonar su métrica, su razón de ser es completamente lógica. No todos los usuarios diarios de Twitter son monetizables porque muchos de ellos son bots. Los bots pueden representar usuarios activos diarios, pero no son monetizables.

La purga de bots en Twitter

Desde sus inicios, Twitter ha sido una tierra de oportunidades para los bots. Esta gran apertura de su API ha permitido construir interesantes proyectos como el @colorisebot, que permitía a los usuarios compartir una imagen que el bot coloreaba en unos segundos.

Sin embargo, los cambios en la API de Twitter convirtieron a este bot en inservible.

En 2013, se calculaba que el 5% de las cuentas en Twitter eran falsas. Sin embargo, esta cifra creció hasta el 15%. La población de bots no sería un problema si no fuera porque muchos de ellos han sido utilizados para amplificar tendencias y desinformar a los usuarios.

Desde 2018, Twitter empezó una seria campaña contra los bots. La compañía borró y suspendió en un mes más de 3.18 millones de cuentas. 

Nuevo Trato de Twitter

La purga de bots solo es una parte del Nuevo Trato de Twitter. Además de estas medidas, Twitter ha decidido reforzar la moderación y mostrar contenidos más relevantes. Esta nueva política se dejó en claro cuando la compañía decidió borrar los tweets de Donald Trump por considerarlos inapropiado, después de cuatro años de ser la plataforma favorita del expresidente para sus exabruptos.

Sin embargo, esta política restrictiva limita la manera en que los desarrolladores pueden aportar a Twitter. Entre las apps más populares que se vieron afectadas por este cambio estuvo Tweetbot. Muchas de las funciones de esta app de Apple hicieron que fuera menos útil.

El arduo camino para solicitar acceso a la API de Twitter

Como consecuencia de estas nuevas políticas, para los desarrolladores es cada vez más difícil obtener acceso a la API de Twitter. La parte más difícil ya no es escribir el código, sino escribir una carta de motivos convincentes de que no vas a mandar spam a los usuarios para pedirles bitcoins a cambio del doble de bitcoins.

Esta nueva política sin duda afectará la innovación dentro de la plataforma. Pero, ¿en verdad logrará mejorar la experiencia de los usuarios? Lo sabremos en los próximos reportes cuatrimestrales de Twitter.

{{close post}}