Gobierno

Trump permitirá a las compañías de EE.UU. venderle a Huawei

Donald Trump declaró que su gobierno permitirá que las empresas estadounidenses vendan productos a Huawei.

Huawei China United States Trade War

En la cumbre del G-20, el presidente de Estados Unidos Donald Trump se reunió con el presidente de la República Popular China Xi Jinping con el objetivo de avanzar en la solución del conflicto comercial que ambos países mantienen desde el año pasado.

Como uno de los resultados de esta reunión, Donald Trump declaró que su gobierno permitirá que las empresas estadounidenses vendan productos a Huawei, gigante tecnológico chino que fue vetado en mayo pasado por la Casa Blanca.

“Vendemos a Huawei una tremenda cantidad de productos”, señaló Donald Trump tras la reunión con Xi Jinping.

Un respiro para Huawei

Esta noticia será un alivio para la compañía dirigida por Ren Zhengfei, quien hace unas semanas mencionó ante la prensa que las ventas de teléfonos de Huawei cayeron un 40% fuera de China después de la sanción impuesta por el gobierno de Estado Unidos.

Ren Zhengfei también comentó que la producción de Huawei se reduciría en 30 mil millones de dólares, un tercio menos que en 2018.

“En 2021 recuperaremos nuestra vitalidad para servir a la humanidad”, dijo el CEO de Huawei antes del anuncio del presidente de Estados Unidos.

Empresas estadounidenses afectadas por veto a Huawei

Pero el veto que Donald Trump impuso a Huawei no solo afectó a la compañía china, sino a toda una industria que tiene al fabricante chino como uno de sus principales clientes.

Micron Technology, que vende chips de memoria, indicó que ha perdido 200 millones de dólares por el veto. Huawei representa el 13% de sus ventas.

Broadcom, productor de chips para celulares, también informó que el veto a Huawei reduce 2 mil millones de dólares el pronóstico de sus ventas. Esta compañía ha vendido mil millones de dólares en componentes electrónicos a Huawei tan solo en este año fiscal.

Semtech, desarrollador de chips para celulares y componentes ópticos para comunicaciones, señala que la compañía china representó el 16% de sus ingresos el año pasado.

Las compañías más pequeñas son las más afectadas, como el fabricante de componentes ópticos NeoPhotonics. En 2018, el 46% de los ingresos de esta empresa provinieron de ventas a Huawei.

En días recientes, la industria tecnológica de Estados Unidos expresó su preocupación de que el daño causado por la política de Donald Trump sea irreversible debido a la pérdida de confianza de las compañías chinas hacia los distribuidores norteamericanos, quienes podrían redoblar esfuerzos para diseñar sus propios chips o comprar a países vecinos como Japón, Corea del Sur o Taiwán.

Walden Rhines, director ejecutivo emérito de Mentor, una unidad de Siemens, mencionó para el New York Times que “Estados Unidos corre el riesgo de convertirse en el vendedor de último recurso para China”.

Ingresos por propiedad intelectual, también en riesgo

El desarrollo de la propiedad intelectual también se ha visto en riesgo debido al veto de Trump. En 2018, Huawei pagó más de 6 mil millones de dólares en regalías para aprovechar la propiedad intelectual de otras empresas, de las cuales un 80% fueron firmas estadounidenses, según mencionó la compañía en el documento “Respecting and Protecting Intellectual Property: The foundation of Innovation”, publicado en esta semana.

Ahora, las compañías norteamericanas también han perdido la confianza que les tenían sus socios chinos para el desarrollo de nuevos productos, como ha sido el caso de Efficient Power, compañía que hace chips con el mismo semiconductor utilizado para las luces LED.

Esta compañía, que aspiraba a obtener el 80% de sus ingresos de China, ha tenido que enfrentar un nuevo problema con sus clientes, quienes continúan comprando sus productos, pero prefieren ya no pedir chips con especificaciones técnicas que puedan crear una relación de dependencia a largo plazo con la compañía.

No se debe politizar la propiedad intelectual

Song Liuping, director general legal de Huawei, expresó hace unos días su preocupación por la politización de la propiedad intelectual:

“La propiedad intelectual es la piedra angular de la innovación y su politización representa una amenaza al progreso a nivel global”.

Song advirtió que, de utilizarse la propiedad intelectual como un arma política, la confianza en el sistema de protección de patentes correrá riesgo. El ejecutivo también mencionó que “Si algunos gobiernos de manera selectiva obstaculizan el camino a las empresas en cuestiones de propiedad intelectual, impactarán de forma negativa en la innovación global”.

Song recordó que en los últimos 30 años ningún tribunal ha encontrado culpable a Huawei por robo de propiedad intelectual. Estas declaraciones son una respuesta a las acusaciones de Estados Unidos que culpan a Huawei de espionaje corporativo y gubernamental.

Huawei, un actor que promueve la innovación

Song Liuping recalcó el importante papel que ha jugado Huawei en la innovación. A finales de 2018, la empresa alcanzó 87 805 patentes. 11 152 de estas se utilizan en Estados Unidos. El director legal de la compañía enfatizó el compromiso que tiene Huawei para “compartir nuestra tecnología con el mundo. Eso incluye 5G y las empresas y consumidores estadounidenses. Juntos, podemos hacer que nuestra industria avance y desarrollemos la tecnología que todos necesitamos”.

Huawei posee el 20% de las patentes que giran en torno la red 5G. Estas patentes, que son cerca de 2 570, incluyen chips, terminales e infraestructura. El posible atraso de la red 5G a nivel mundial fue una de las consecuencias más mencionadas tras el veto, pero por el peso que tiene Huawei en el desarrollo de nuevas tecnologías, este retraso tecnológico puede tocar otras industrias, como los autos autónomos, según comentaron en medios de Estados Unidos.

Sin embargo, el vicepresidente global de Huawei Technologies, Ken Hu, reafirmó el compromiso de Huawei por expandir la tecnología 5G: “Puedo decir claramente a todo el mundo que en el tema del 5G no nos vamos a ver afectados para nada, ni en los contratos que hemos firmado ni en los que vamos a firmar”

En el Mobile World Congress de Shanghái, el ejecutivo mencionó como el gigante tecnológico ha logrado firmar hasta la fecha 50 contratos comerciales para 5G, 28 de ellos en Europa, 11 en Medio Oriente, 6 en Asia Pacífico, 4 en América y 1 en África.

El anuncio de Donald Trump en la cumbre de G-20, permitiendo a las empresas norteamericanas venderle nuevamente a Huawei, vuelve a poner en el tablero a una pieza clave de la innovación en telecomunicaciones. Sin embargo, la tensión y la incertidumbre aún no desaparecen. Trump se negó a afirmar que quitaría a la compañía de lista negra del Tesoro.

Deja un comentario

Lee mas